Categorías
Las aventuras de Pi

Resaca navideña, propósitos de año nuevo y lanas.

Madre mía, ¡llevo un montón de tiempo sin escribir! Las fiestas navideñas son una locura, y más cuando trabajas para tanta gente. Sí, preparar los pedidos de Papá Noel, sus Majestades de Oriente y todos sus colegas que entregan regalos en esas fechas es agotador. Además de cumplir con las reuniones familiares y laborales.
Encima perdí las fotos del Pop Up Market de Inder Espacio… ¡Qué rabia! Con la de amigos que hice. Pero vamos al asunto.

Mis (tardíos) propósitos de año nuevo

Hay que ser práctico y realista con las metas para el año. Además, un porcentaje muy grande no las cumple… o mejor dicho, las está empezando a incumplir. Por eso yo aprovecho que el año nuevo lunar y empiezo en ese momento.

1- Me comprometo a escribir mis aventuras en el blog.

Además de escribirlas, habrá novedades tooooooodoooooooos los meses. Prometido.

2- Os presentaré a todos los ‘bichines’ que salgan de las manos de mi tejedora.

Ella siempre está inventando y creando. Creo que mejor me dedico yo a enseñar lo que hace y así le ahorro un tiempo. Los que de momento están en la tienda y los que vendrán.

3- Haré sorteos y desmadres como los de mi influencer favorita.

No lo puedo evitar. Mi tejedora admira a Silvia, creadora de Duende de los hilos y tejedora. Pues yo admiro a su duendecilla. Es una muñeca (como yo). Es muy cañera y divertida y me encanta su estilo. Creo que el rollo que se traen esas dos es muy parecido al de mi tejedora y yo. Por cierto, teneis que ver que cosas más monas tienen.

4- Me voy a hacer unos arreglillos estéticos.

Porque una es de lana, no de piedra. Además soy muy coqueta.

5- Iré de viaje fuera de España.

¡De este año no pasa! Quiero conocer mundo y lo voy a hacer. Pero eso es algo que ya hablaremos… va a ser muy interesante la propuesta.

 

Como ya he dicho, todo esto está ya en marcha, desde el año nuevo lunar (el que celebran en China) que este año ha sido el 16 de febrero. Así que… ¡nos vemos por aquí!

 

Categorías
Las aventuras de Pi

Yo soy Pi

¡Hola! Me llamo Pi y soy una muñeca de crochet.

Qué ganas tenía ya de presentarme y contar al mundo mi historia. Nací de unos ovillos muy bonitos y la ilusión de mi tejedora, Patricia. Aquello fue una mañana de Marzo, en concreto del día 14. Ya hacía unos días que mi tejedora estaba trabajando en mi creación. Había hecho mi cuerpo, mis brazos, mi cabeza… Ya tenía ojos, boca y melena. Hasta ombligo (ji ji ji) Pero faltaba lo más importante. Darme nombre. Porque ese fue el momento en que yo nací.

En la tele estaban hablando de las efemérides del día. Curiosamente, dijeron que era el día del número Pi. La gente de USA ponen el mes delante del año, así que ese día se escribe 3.14, justo como se usa el número pi. Y a Patricia se le encendió la bombilla. Era perfecto. Un nombre que no se puede abreviar y con su misma inicial. Así que me tomó en sus cálidas manos y dijo la frase mágica: «Te llamas Pi, como el número matemático». ¿Acaso no es un momento mágico y precioso?

Ha pasado más de un año de aquello. Desde entonces he disfrutado de la vida como una muñeca más. Pero tengo ganas de contaros mis aventuras: los trapitos y complementos que Patricia me hace, los eventos a los que vamos juntas, los amigos que hago por el camino y los hermanos que nacen aquí, en el taller de La Gata Lanera, para luego marchar a sus hogares definitivos. Así que… ¡Estad muy atentos! Pronto volveré a escribiros para dar a conocer Las Aventuras de Pi.

PD: El día de mi primer cumpleaños tuve fiesta y regalos. Patricia lo puso en el blog para compartirlo. Si te lo perdiste, pincha aquí, y verás que guay fue.