Categorías
Razones

5 razones para tener un amigurumi

Seguro que alguna vez te has preguntado porqué elegir un amigurumi o peluche artesanal a ganchillo en vez de comprar algun otro producto, ya sea comercial o de otros materiales. Hoy voy a darte 5 poderosas razones para escoger los peluches artesanales. Vamos allá.

1- Son únicos

Es lo que tiene la artesanía. Al ser hechos a mano y de forma individual, no es posible hacer dos peluches iguales. Por mucho que lo intentes. Puede que salgan parecidos, con la misma combinación de colores y el mismo patrón. Pero siempre son distintos, porque lo hecho a mano tiene ese gran encanto.

2- Se pueden personalizar

Es lo bueno de poder hacer encargos especiales y estar en contacto con la persona que los produce. No se puede comparar. Si quieres un detalle especial, con una inicial, una pieza de una forma concreta, unos colores especiales… La artesanía da ese contacto especial, esa conexión entre creador y receptor que consigue que tenga mucho más valor que el meramente económico.

3- Son más seguros

Los artesanos tenemos ese punto a nuestro favor. Un peluche artesanal estará a prueba de bombas (tal vez tanto no, pero casi) Siempre los mejores materiales, con las condiciones optimas de seguridad. Buscando la calidad que necesita un producto hecho a mano, con mimo y dedicación.

En el caso de los amigurumis, voy un paso más allá. Es un producto que pueden utilizar los más pequeños de la casa y conviene asegurarse que es seguro para ellos. El uso de hilados de alta calidad, ojos de seguridad o bordados y remates dobles hacen que sean perfectos para todos.

4- Potencian la economía local

Está claro que es comercio de proximidad… tanto que lo normal es conocer en persona al artesano que ha creado tu amigurumi. Aquí puedes conocerme un poco más. En mi caso, prefiero comprar todos los materiales a comercios locales o lo más próximos posibles. Buscando en mis proveedores la misma cercanía que ofrezco a mis compradores.

5- Son adorables

Si todo lo anterior no te ha convencido, solo tienes que mirarles a los ojos. Están hechos con cariño, mimo, dedicación e ilusión. Preparados para dar cariño y con ganas de encontrar hogar. Un trocito de ternura que te acompañará siempre, hasta en los momentos más duros.

 

¿A qué estás esperando? Pon un amigurumi en tu vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.